Ingresó al Congreso proyecto de ley que crea Centros de Formación Técnicas públicos y gratuitos

La iniciativa legal, presentada en la cuenta de hoy de la Sala y calificada con suma urgencia, recalca la necesidad de un compromiso mayor del Estado en la materia, como promotor de este nivel educativo y como gestor de un sistema que brinde una herramienta de desarrollo individual y social en todas y cada una de las regiones del país.

Considerando el actual déficit en la formación de trabajadores de sectores claves de la economía y de las dificultades para acceder a una educación superior de calidad y pertinente, tanto para los jóvenes en situación de vulnerabilidad como para los egresados de la enseñanza media técnica, el Ejecutivo ingresó hoy a trámite legislativo a la Cámara de Diputados un proyecto (boletín 9766) que crea quince Centros de Formación Técnica estatales (CFTE).

La iniciativa, derivada a la Comisión de Hacienda para su estudio, fue ingresada por el Gobierno con calificación de suma urgencia, esto es, un plazo máximo de quince días para la realización del trámite legislativo.

Según evalúa el Ejecutivo en el mensaje, al Estado le corresponde “velar por el desarrollo de la formación técnica colaborando en la descentralización del conocimiento y siendo promotor de una oferta educativa que se relacione participativamente con su entorno económico, político, social y territorial”. “La formación técnica de nivel superior necesita de un agente que la promueva y la valore socialmente como una herramienta de desarrollo individual y social en todas y cada una de las regiones del país”, sentencia el texto legal.

El proyecto destaca que un 35% de los estudiantes que eligen este nivel formativo proviene de la educación municipal, lo que se estima como una responsabilidad y oportunidad para el Estado para fomentar la construcción de una ciudadanía inspirada en valores democráticos y pensamiento crítico, permitiendo el desarrollo de competencias que faciliten la inserción laboral en ámbitos de desempeño profesional específicos y que proveen, además, de competencias de base para apoyar la empleabilidad y el aprendizaje a lo largo de la vida.

“En este contexto es que mi Gobierno ha impulsado la creación de CFTE en cada una de las regiones del país, que tendrán por objetivo la formación de técnicos y ciudadanos(as), prioritariamente de jóvenes y trabajadores y trabajadoras. Esta formación estará orientada tanto a aquellos conocimientos con estrecha relación con el trabajo práctico y las nuevas tecnologías en los distintos territorios, como a aspectos de formación personal y ciudadana que aseguren el aporte de estas nuevas instituciones a la tarea compartida con escuelas y universidades del Estado”, puntualiza el mensaje.

Datos del proyecto

El primer título del proyecto regula las normas básicas de creación de quince nuevos servicios en cada una de las regiones del país, indicando su naturaleza y características; en tanto que el segundo título dispone las normas fundamentales que son comunes para el conjunto de las instituciones (objetivos, fines y principios orientadores; la necesidad de coordinación entre los centros de formación técnica y con el Ministerio de Educación; su vinculación con una universidad estatal determinada; y las certificaciones susceptibles de otorgar, entre otras funciones). Asimismo, establece que el Centro de Formación estará exento de todo impuesto y la posibilidad de que éste se asocie para el cumplimiento de sus fines.

Cada uno de estos CFTE poseerá al menos las siguientes características:

a) Se desarrollará al alero de una universidad, generando así vínculos y canales de colaboración entre ambas.
b) Generará una oferta formativa especializada, con los más altos estándares de calidad y acorde a las necesidades productivas de la región. Dispondrá de una oferta de calidad y pertinente, diseñada bajo mecanismos que reconocerán en sus postulantes los aprendizajes que ya posean o certificaciones ya adquiridas.
c) Avanzará en una mayor articulación con el sector escolar, universitario y la capacitación laboral,
en función de establecer trayectorias flexibles para las personas que ingresen a estudiar.

Más específicamente, se establece en este marco que los CFTE “serán instituciones de educación superior estatales, de carácter regional, que tendrán por finalidad la formación de técnicos de nivel superior, con énfasis en mejorar su empleabilidad para que participen en el mundo del trabajo con trayectorias laborales de alta calificación, mejorando así su formación e inserción en el ámbito social”.

Asimismo, estos Centros de Formación Técnica tendrán como objetivos la contribución al desarrollo material y social de sus respectivas regiones contribuyendo al fomento de la competitividad y productividad de éstas.

Son principios que orientan el desarrollo de los fines de los CFTE: el compromiso con la vocación productiva de la región; la vinculación de su oferta académica con los requerimientos del sector productivo respecto de los procesos de formación de jóvenes, trabajadores y trabajadoras de la región; la calidad y pertinencia de su proyecto educativo; y la excelencia y actualización permanente de su cuerpo docente y directivo, así como la de sus procesos formativos.

El patrimonio del Centro de Formación Técnica estará constituido por: los aportes que anualmente le asigne la ley de Presupuestos del Sector Público y los que otras leyes le otorguen; los montos que perciba por concepto de matrícula, aranceles, derechos de exámenes, certificados, estampillas y solicitudes, y toda clase de cuotas extraordinarias que deban pagar sus estudiantes; y los ingresos que perciba por los servicios que preste, entre otros.

En el articulado transitorio, se establece la facultad del Presidente de la República para que en el plazo de un año apruebe, mediante uno o más decretos con fuerza de ley, los estatutos de estas entidades a proposición de los Rectores que se nombrarán previamente por decreto supremo. En estos estatutos se deberá indicar, asimismo, la fecha de inicio de actividades académicas y la comuna, dentro de la Región respectiva, en que se radicará cada CFTE. También se les faculta para que realicen los actos necesarios para poner en funcionamiento el Centro hasta antes de la publicación del Estatuto.

Además, en las disposiciones transitorias se señalan las materias que deberán tratar los estatutos, facultándose al Presidente de la República para que a través de decreto con fuerza de ley fije normas que obligatoriamente deberán contener los estatutos; y se establece la tutela y acompañamiento de una Universidad del Estado, sobre los Centros de Formación Técnica que se crean, hasta la primera acreditación institucional o la figura que la reemplace. Esta disposición contempla una excepción relativa a los casos en que no hubiere una universidad del Estado en la región.

El mayor gasto fiscal que implique la aplicación de esta ley en su primer año de vigencia se financiará con cargo al Presupuesto del Ministerio de Educación y, en lo que falte, con cargo a los recursos de la Partida 50 Tesoro Público.

(Fuente. http://www.camara.cl)

Nos interesa tu comentario y aporte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s