¿Para dónde van las platas del Estado en educación?

En promedio, cada plantel privado del Cruch se llevó $ 28 mil millones, 25% más que las estatales.
por Eduardo Cabrera (Santiago)
Ampliar
El año pasado, el Estado invirtió 925 mil millones de pesos en educación superior, a través de aportes directos a los planteles o por concepto de becas y créditos que se entregan a los alumnos. Las universidades tradicionales no privadas fueron las que, en promedio, obtuvieron la mayor cantidad de recursos, unos $ 28 mil millones por cada institución, según un informe que realizó, por segundo año consecutivo, la Contraloría General de la República.
Se trata de las universidades Católica, Católica de Valparaíso, de Concepción, Austral, UC de Temuco, UC del Norte, de la Santísima Concepción, UC del Maule y Federico Santa María. En promedio, cada una recibió un 25% más de recursos que las universidades estatales y 79% más que las privadas.
En todo caso, como son sólo nueve planteles y 16 son estatales, estos últimos se llevan el grueso de los recursos públicos si se suman todos como un conjunto: $ 343 mil millones (el 28% de los recursos públicos); mientras las nueve privadas tradicionales se llevaron $ 259 mil millones y las 34 privadas que no pertenecen al Cruch accedieron a $ 201 mil millones. Estas últimas concentraron el 22% del total de dineros fiscales. Las estatales, el 37%.
Los institutos profesionales y centros de formación técnica percibieron $ 76 mil (8%) y $ 43 mil millones (5%), respectivamente.
“Es una pena que las universidades estatales tengan tan bajos recursos, por ello exigimos un nuevo trato en lo económico y administrativo. No se entiende que estos planteles deban competir de igual forma que los demás para obtener los dineros”, enfatiza el rector de la Usach, Juan Manuel Zolezzi.
Fuentes de recursos
A la hora de analizar qué tipo de recursos fiscales se les entregan a las universidades, la Contraloría encontró que hay diferencias entre distintos tipos de planteles.
En el caso de las privadas tradicionales, una de las principales fuentes de financiamiento proviene del Aporte Fiscal Directo, la principal fuente directa de recursos del Estado, que se entrega en base a criterios históricos e indicadores de desempeño. En promedio, cada institución se lleva $ 7 mil millones, versus poco más de $ 5 mil millones promedio de las Ues. estatales.
Los créditos y becas estudiantiles también son otra fuente importante de recursos. Según el informe de Contraloría, los planteles privados tradicionales “son los mayores receptores de financiamiento fiscal a estudiantes”. Cada uno recibe, en promedio, más de $ 15 mil millones, “cifra muy superior a los $ 10 mil millones que recibe cada universidad estatal y a los $ 5 mil millones de las universidades privadas”, dice el documento.
El financiamiento a los estudiantes también beneficia a los planteles privados que no participan del Cruch. El 69% de los recursos del Crédito con Aval del Estado, que constituye la principal fuente de ayuda estatal a los alumnos, se va a estas instituciones.
Para ellas, el CAE representa el 80% de los recursos fiscales que reciben.
“Es justo y solidario que los alumnos más vulnerables tengan la oportunidad de recibir ese apoyo de parte del Estado para financiar sus estudios. Sin ello, muchos no tendrían opciones de hacerlo”, señala el rector de la Universidad Santo Tomás, Jaime Vatter, institución donde más del 90% de los estudiantes proviene de colegios municipales y particulares subvencionados.
Per cápita
Distinta es la mirada al desglosar los datos por cada alumno matriculado. Las 10 instituciones que reciben más recursos pertenecen al Cruch, liderada por la Universidad de Chile (ver lista), con $ 3,1 millón por cada estudiante, seguido de la Universidad de Talca, con $ 2,8 millones, y la Universidad de Concepción, con $ 2,4 millones per cápita.
En el caso de las instituciones privadas, las universidades Autónoma y San Sebastián lideran con $ 1,1 millón per cápita cada una.
En la San Sebastián, tres mil alumnos estudian con becas estatales y 16.500 con CAE. En total, este plantel recibió $ 23 mil millones por parte del Estado.
A la lista le sigue la U. Santo Tomás, que recibió $ 1 millón por alumno, lo que se traduce a $ 29 mil millones en total. En este plantel, 20 mil alumnos (el 74% de la matrícula total) estudiaron con CAE el año pasado y 1.800 con becas estatales. “Los recursos debiesen ser entregados a las instituciones que cumplan con ciertos objetivos docentes y de investigación. No es positivo que lo perciban instituciones que no tienen los mínimos estándares de calidad”, dice Claudio Elortegui, rector de la UCV.

Nos interesa tu comentario y aporte

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s